Consejos para cenar más saludable en familia

La cena es una asignatura pendiente para muchos. Es la última comida del día pero eso no quiere decir que sea la menos importante. Cenar adecuadamente es clave para que tu cuerpo tenga todos los nutrientes que necesita durante la noche, te levantes más descansado y con la energía suficiente para afrontar un nuevo día.

A continuación hablamos de la importancia de esta comida, y os damos algunos consejos para que tu familia y tú cenéis de forma más saludable.

 

Cenar bien para dormir mejor

Lo que cenes afectará a la forma que descansas cada noche. Cuando cenamos en exceso el cuerpo se ralentiza y esto puede dificultar el sueño, y lo mismo sucede a la inversa. No cenar no es tampoco es una buena opción ya que tu cuerpo estará en ayuno durante la noche.

Elige los alimentos y las técnicas de cocción con inteligencia para que puedas disfrutar de un sueño reponedor y rendir más al día siguiente.

 

Las reglas básicas de la cena

  1. Cena al menos 2 horas antes de irte a dormir, para darle a tu cuerpo el tiempo necesario para hacer la digestión y asimilar los alimentos.
  2. Consume las mismas calorías que en el almuerzo, unas 300 – 450 kcal. Planifica las comidas con un poco de previsión para evitar que el cansancio te haga optar por cenas fáciles y poco nutritivas.
  3. Opta por técnicas de cocción saludables: vapor, hervidos, plancha son las más aconsejables. Evita siempre que puedas los fritos.
  4. Proteína + fibra + vegetales es la combinación perfecta para la última comida del día. Puedes consumir hidratos de carbono, pero mejor si son integrales. El arroz o la quinoa son opciones de fácil digestión muy recomendables. Culmina la cena con una ración de calcio, como un yogur, para hacerla más completa todavía.
  5. Nunca te saltes la cena y procura que sea siempre a la misma hora. Dedícale el tiempo que se merece y mastica los alimentos de forma relajada.

 

¿Qué cenar cuando salimos fuera?

Una de las principales dificultades se presenta cuando salimos a cenar fuera, algo muy habitual los fines de semana o durante las épocas estivales.

Sigue las reglas anteriores de la misma forma que lo haces en casa y elige los alimentos de forma inteligente. Opta por carnes o pescados a la plancha, un poco de jamón, arroces, ensaladas, cremas o sopas… ¡hay muchísimas opciones!

 

Ideas fáciles y saludables para las cenas en familia

A continuación enumeramos algunas cenas muy nutritivas y con pocas complicaciones, para que puedas inspirarte y planificar las cenas de tu familia:

– Sándwich integral con pavo, queso, canónigos y tomate.

– Revuelto de trigueros, gambas y jamón serrano.

– Pastel de verduras al horno.

– Pescado o carne a la plancha (pollo, lomo, atún, salmón…) con arroz integral y tomates cherry.

– Salteado de quinoa con champiñones y taquitos de jamón cocido.

– Calabacines al vapor con tomate y atún.

– Wrap integral de pollo, aguacate y rúcula.

– Sushi.

– Taquitos de pollo o salmón salteados con verduras y soja, acompañados con arroz.

– Pollo asado con ensalada completa .

– Rollitos de pollo o lomo con queso y jamón serrano, acompañados con verduras salteadas.

– Arroz 3 delicias.

– Guisantes con jamón y huevos cocidos.

Desayunos y cenas: qué comer para llevar una dieta sana

A veces pensamos que saltándonos alguna comida podremos adelgazar y tener el peso ideal que tanto ansiamos. Esto ocurre muy frecuentemente con cenas y desayunos. Según los expertos, saltarse las comidas, si bien, puede que nos aporte menos calorías porque disminuimos la ingesta de alimentos, a la larga resulta perjudicial para la salud e, incluso, puede conducirnos a aumentar la ansiedad por comer y no conseguir disminuir las calorías, sino aumentarlas.