5 errores que no debes cometer si quieres perder peso

¿Está perder peso entre tus propósitos del año nuevo? 2018 puede ser el año en el que alcances un peso más saludable, pero hacerlo de forma inteligente será clave para gozar de buena salud a largo plazo. Lo cierto es que, sólo con cambiar algunos pequeños hábitos puedes conseguir tus objetivos de forma saludable y permanente. A continuación analizamos algunos de los errores más comunes que cometemos cuando nos ponemos a dieta.

  1. ¡Evita reducir la ingesta de calorías!

Es muy común que, cuando empezamos una dieta, nos obsesionemos con el número de calorías diarias que ingerimos, ¡gran error! No es tan importante el número de calorías, sino la calidad de los alimentos que consumimos. Elige comida “de verdad”, priorizando los alimentos frescos sobre los procesados.

En vez de contar calorías fíjate en las cantidades que consumes. Presta especial atención al tamaño de las raciones diarias con el objetivo de consumir cantidades equilibradas, sobretodo de los alimentos con mayor aporte energético como el aguacate, los frutos secos, o el aceite de oliva.

 

  1. No a las “dietas milagro”

Una dieta excesivamente restrictiva es imposible mantener a largo plazo y deriva, en la mayoría de las ocasiones, en un difícil de controlar efecto rebote. La clave nunca está en comer determinados grupos de alimentos, obsesionarnos con un ingrediente, o consumirlo de una forma determinada.

Si necesitas perder solo algunos kilos puedes corregir algunos “malos hábitos” como reducir el consumo de bebidas gaseosas y alimentos grasos como fritos, salsas, rebozados y quesos, así como los ricos en azúcares. Sin embargo, si tu objetivo de pérdida de peso es mayor, visita a tu médico para que valore tu situación y te facilite una dieta adaptada a tus necesidades.

 

  1. Haz una dieta que dure para siempre

La clave para tener un peso saludable no es ponerse a dieta durante un determinado espacio de tiempo, sino desarrollar un hábito alimentario saludable que dure para siempre. Céntrate en aprender a comer, conociendo los mejores alimentos y consumiéndolos de forma equilibrada y variada, ¡tu cuerpo lo agradecerá!

 

  1. Tu salud es lo primero, come de forma inteligente

Seguramente en tu día a día ingieres gran cantidad de carbohidratos refinados, grasas trans, y pocos nutrientes. Solo con cambiar este mal hábito puedes perder peso, además de mejorar tu salud general. Opta por consumir frutas y verduras, carnes magras, pescado azul, y cereales integrales, ¡sin saltarte el desayuno ni la merienda! Tu cuerpo necesita energía para afrontar el día a día, por lo que necesitas comer de forma regular.

Elegir técnicas de cocción saludables también es una decisión inteligente. Cocina los alimentos al vapor, a la plancha y al horno, te ayudará peso y tendrá un efecto positivo en tu salud.

 

  1. ¡Aléjate del sendentarismo!

El sendentarismo, además de ser un importantísimo factor de riesgo para la salud, favorece el aumento de peso y la obesidad.

Asegúrate de realizar ejercicio cardiovascular al menos 3 veces a la semana. Puedes empezar con sesiones de 30 minutos en las que camines a unos 5 km/hora, e ir incrementando el tiempo y la frecuencia semanal. Patinar, pasear en bici, correr o ir al gimnasio, son hábitos que mejorarán tu estilo de vida de forma sustancial. Además de ayudarte a quemar calorías y mantener tu cuerpo activo, también notarás sus beneficios como la reducción del estrés o un mejor descanso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *